Consejos

Mucho se ha hablado y escrito sobre los innumerables beneficios de la cerveza durante la lactancia.

Cierto es que la cerveza tiene la capacidad de aumentar la secreción de hormona prolactina (PRL) que es imprescindible para la producción de leche materna.  Sin embargo, no existen estudios que hayan obtenido resultados concluyentes que relacionen el consumo de cerveza con la producción láctea.

Los beneficios de la cerveza se han demostrado no tanto en la cantidad de leche sino en su calidad. El consumo de cerveza por parte de las madres lactantes supone la producción de leche con mayor concentración de antioxidantes.

Los antioxidantes se encuentran en los alimentos, y son sobre todo la vitamina C y la vitamina E. Son abundantes sobre todo en frutas y verduras. Desde luego los podemos tomar en suplementos, pero ojo, porque el abuso de estos suplementos puede ser peligroso, y no hay evidencia científica como para poder recomendarlos sistemáticamente.

El consumo de antioxidantes naturales, sí tiene un claro e importante efecto beneficioso sobre la salud, y se relaciona, de forma inversa con la aparición de enfermedades cardiovasculares y de cáncer.

La cerveza es una bebida milenaria originada en la cultura mediterránea clásica, vinculada desde la antigüedad a fines terapéuticos.  Se obtiene de fermentar el mosto procedente de la malta, principalmente de cebada, y sus propiedades antioxidantes proceden de sus principales ingredientes. Agua, cebada y lúpulo.

La cerveza sin alcohol es una bebida rica en agua, y con un pobre valor energético que, desde el punto de vista nutricional resulta interesante por su riqueza en folatos, sodio y calcio. Además tiene interesantes componentes con actividad reductora y antioxidante (como los “polifenoles” y las “melanoidinas”)

El caso es que unos investigadores analizan la leche materna en el día 15 y en el día 30 de la lactancia y aprecian como, al avanzar el tiempo, la cantidad de antioxidantes que se encuentran en la leche materna va disminuyendo. Sin embargo, en aquellas mujeres que diariamente han tomado alguna cerveza sin alcohol este descenso es menor. Las mujeres suplementadas con cerveza sin alcohol presentan menor estrés oxidativo y además, la riqueza de antioxidantes de su leche reduce el estrés oxidativo también en sus bebes.

 Adaptado de: Marta Garcia Cardoso Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid. Del libro Mujer, ginecología y cerveza Tirso Pérez Medina

Author: pazGINE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>